Las impresiones de Jorginho del Athletic 2 – 1 Betis

El partido | Los jugadores | El entrenador


Duro golpe para el Betis ayer en Bilbao, no por la derrota que en cierto modo podía ser previsible, sino por la impotencia. La derrota de ayer dejó claro que hoy por hoy, este Betis no es equiparable al sexto clasificado y que esa brecha de puntos que hay desde el sexto-séptimo al octavo no es fruto de la casualidad, sino de la calidad.

 

Yo era de los que durante un momento esta semana pasada pensó en Europa. No en exigirla ni mucho menos porque me gusta ser competitivo pero realista. Desde el verano pasado he dicho y defendido por ser mi opinión, que esta plantilla es de mitad de tabla, pero no de Europa. Eso es lo que creo también a día de hoy, pero viendo el equipo capaz de competir (mejor o peor, pero competir) no descarté que si venían dos o tres resultados positivos pronto, seguir compitiendo para ver a donde se llegaba. Esa es mi forma de ver el fútbol, mirar hacia arriba, sin pájaros en la cabeza pero negándome a bajar los brazos una vez conseguido el objetivo. En cualquier caso, la derrota en San Mamés es un golpe de realidad para todos y deja a las claras que poco más se podrá hacer tras conseguir la permanencia así que hay que centrar todas las fuerzas en conseguirla.

 

Y para conseguirla lo primero que hay que hacer es estar centrados. No voy a entrar en si hay que rescindir o no a Eduardo Maciá como Director Deportivo verdiblanco, cada uno tendrá su opinión, pero desde luego el que fue por ahí filtrando a la prensa que se lo pensaban a estas alturas de temporada fue un lince. Se ha creado una vorágine de rumorología consentida, desestabilizadora y dirigida por la suma torpeza de quienes manejan este barco llamado Real Betis Balompié que ha centrado la atención de todo y todos. Error.


El partido | Los jugadores | El entrenador

 

Y ojo, que no creo que el partido se perdiera por eso. El partido se perdió por lo que se pierden los partidos de fútbol, porque el Athletic Club de Bilbao saltó mejor al campo, tiene mejor equipo y mejor entrenador. De nuevo asistimos a mal planteamiento inicial de Juan Merino, como ocurrió el día del Granada, solo que en aquel momento corrigió pronto y el marcador acabó sonriendo. En este no pasó.

 

Viendo los comentarios sobre el estado del terreno de juego, me esperaba un patatal injugable. Uno de esos partidos en los que el balón prácticamente no bota, se queda atascado y frenado de golpe haciendo imposible el juego con balón a ras de césped. En cierto modo pude comprender ese doble pivote con el que ya se ha demostrado que nos cuesta generar fútbol y más aún sin un enganche que equilibre el equipo y favorezca la salida del balón. Pensé en un partido muy físico, de voleón y lucha. No me desencantaba del todo el once de ser así, pero el único que jugó al pelotazo en San Mamés fue el Betis. El césped no era una alfombra, pero perfectamente permitía la práctica del fútbol y el Betis que saltó al campo en Bilbao no parecía preparado para eso.

 

El doble pivote fue superado en todo momento, desacertado ante la presión rival y con una marcha menos que el rival. Sin creador ni nadie que sacase la pelota con cierto criterio y con una lentitud insólita con balón si lo que buscas es competir, el Athletic pronto empezó a dominar. Las dos bandas y los dos delanteros que Merino situó en el campo casi no vieron el balón. Sin fútbol, con menos intensidad, con un planteamiento erróneo y una presión inefectiva en campo propio, la sensación es que el Betis salió a aguantar y cuando eso pasa, ocurre lo que vimos ayer, que pierdes con total justicia.

 

Termino diciendo que hace poco me preguntaban por la continuidad de Merino el año que viene. Es un debate que no existiría si el equipo fuese mal, pero las victorias lo mejoran todo y reabre ese debate. De nuevo aparecerá si se gana al Málaga, estoy convencido. Mi contestación siempre es la misma, esperar a que acabe la temporada o queden 2-3 jornadas y valorar su trabajo. Si lo hacéis bajo la euforia de la victoria o el derrotismo de ser vencido no creo que se saquen conclusiones útiles. El conjunto de partidos es lo que puede aportarte esa visión. El equipo está mejor trabajado. Es obvio. Tiene más en lo táctico (otra cosa es que sea o no suficiente), tiene más trabajo estratégico en el balón parado, en mi opinión trabaja con más intensidad ayudado por la mejor colocación, aunque ayer no se notó, y físicamente parecen más enteros. ¿Es eso suficiente o no era difícil mejorar lo que veíamos antes?

 

Desde luego el Betis ayer no solo falló en el planteamiento. Falló en la concepción del partido. No vale de nada salir con dos delanteros si no vas a impedir la salida del rival. Jugar con dos arriba te dará más referencias pero no te hará llegar más. Susaeta, Muniain, Raúl García y Sabin Merino jugaban con un solo punta a priori, pero sus movimientos permutando en muchas ocasiones, velocidad, desmarques en ruptura a la espalda de la defensa o las llegadas desde segunda línea de Mikel Rico me dejó muy claro que el equipo sigue a años luz de ser un equipo para competir a ese nivel. Ojo, que también en calidad es inferior a este Athletic, pero creo que el partido nos permitirá ver las cosas con esta perspectiva, especialmente para el año próximo. Ahora, a pensar en el siguiente partido. Se viene otra final frente al Málaga.


El partido | Los jugadores | El entrenador

Adán: No estuvo tan acertado como otras veces, aunque cuando un equipo como el Athletic es tan superior, es difícil pararlo todo. Fue el partido más claro en contra de la época Merino y Adán también lo sufrió.
Molinero: Bastante mal partido en general. Regular con el balón y limitado al sacar el balón jugado. No me gustó demasiado su partido aunque estuvo al nivel del equipo, bastante bajo.

Pezzella: Por arriba estuvo bastante bien pero en cuanto el Betis se estiró un poco se le vieron sus principales carencias, como la velocidad cuando le cogen la espalda. Al nivel del equipo. Lo que pongo en Bruno va también por él.

Bruno: Otro que tuvo una tarde difícil. En mi opinión los fallos y facilidades en ataque del Athletic son más por la poca presencia e intensidad que mostraron Petros y N’Diaye, que por el trabajo de Bruno y Pezzella. No me dieron la impresión de estar mal en general. Incluso mirando más allá, veo más problema en el propio planteamiento del Betis, dejando al Athletic llegar fácilmente a su campo que a la labor de los centrales aunque todo el mundo tienda a mirarlos a ellos y al portero cuando las cosas no salen.

Montoya: Algo incómodo en la izquierda por no estar en su pierna natural y sin embargo mostró personalidad y fue uno de los que más intentó sacar al equipo de la mediocridad. Viendo las dificultades al generar juego intentó ser él mismo quien sacase el balón y en mi opinión fue de lo más rescatable de un gris partido.

N’Diaye: Desconocido. No mostró el nivel que vino mostrando, jugó con una marcha menos, por momentos andando. Es cierto que la forma en que el Betis salió al campo no le ayudaba pero individualmente tampoco estuvo bien. Jugó un partido de los que habría que ponerle repetido y explicarle como no salir a jugar. Fue el futbolista que más perdidas de balón tuvo en todo el partido y eso en un mediocentro…

Petros: Perdiendo menos balones que N’Diaye y ganando más duelos en su labor pero igualmente durante el partido me pareció algo desacertado. Aunque esta vez jugó mejor que su compañero, tuvo problemas en la salida del balón y aunque lo intentó, no tuvo su día.

Musonda: Desaparecido todo el partido. Con pocos espacios, como en el partido ante el Granada, no encontró espacios y por tanto, apareció poco. Eché de menos en el Betis esa movilidad de los jugadores del Athletic arriba. musonda, encorsetado en su banda apenas apareció para favorecer el juego del Betis.

Joaquín: He visto muchas críticas a Joaquín y ni mucho menos me pareció de lo peor del partido. Al igual que con Musonda eché más de menos movilidad e intercambio de posiciones entre los hombres de ataque. Fue de los que más lo intentó aunque no brilló ni mucho menos. Gris en cualquier caso, como el equipo.

Jorge Molina: Desaparecido durante todo el partido. No participó en el juego de forma activa y participó muy poco. Se le debe pedir algo más aunque en general fue un partido incómodo para los atacantes.

Rubén Castro: Como siempre, la buscó cuando tuvo ocasión pero esta vez fue muy pocas veces. Con el mal partido que hizo el Betis, tuvo una clara en la primera mitad a pase de Petros, dio un balón al palo y marcó el gol del Betis. Intocable por su efectividad.

Dani Ceballos: En 39′ dio más pases de Petros los otros 51′ y con mayor porcentaje de acierto. La quiso, la buscó y le mostró el camino al Betis con el balón. Podrá estar más o menos acertado pero el Betis sin él juega menos al fútbol y se mantiene más lejos del área rival.

Fabian: Personalmente, y esto es totalmente subjetivo, me parece un futbolista que arriesga poco, habría que pedirle más presencia arriba. Apoya y la da fácil pero no me aporta grandes cosas. Aún así, la labor de enganche mejoró algo al equipo.

Cejudo: No entendí demasiado el cambio. Salió en el 81′ y no tuvo tiempo para mucho más.


El partido | Los jugadores | El entrenador

Juan Merino: Erróneo planteamiento del partido. El Athletic salió mejor colocado, ganó el centro del campo y asfixió al equipo desde la presión, algo a lo que el Betis no supo responder. El cambio de Ceballos era obligado pero tampoco es que el Betis se fuese al ataque a intentarlo. El partido no convenció en ningún aspecto ni desde la visión de los jugadores ni la del técnico. Ahora viene una prueba de fuego ante el Málaga, esperemos que ahí no haya error posible.

@jorgegonex | Mis impresiones del equipo tras el Athletic de Bilbao – Real Betis

Deja un comentario