Las impresiones de Jorginho del Betis 1 – 3 Athletic

Los jugadores | El entrenador | Conclusiones


A ver, como lo digo esta semana… El Real Betis Balompié no juega a nada. Me parece tan obvio que no hace falta ni decirlo pero no se me ocurría otra forma de expresar mis impresiones sobre lo visto el domingo. 25.000 personas bajo la tromba de agua para ver un equipo ridículo, un planteamiento ridículo y una broma de mal gusto escuchar la rueda de prensa final en la que el Athletic poco menos que es el Bayern de Munich.

 

Señores, no es que sea mejor o peor equipo es que el Betis dio pena e hizo el ridículo. Le dieron un baño y no porque sea el Athletic. Da igual tener en frente al Sporting, al Espanyol, al Granada o al Real Madrid. A este equipo le cuesta un mundo competir. Y no compite porque no cree. Y no cree porque no hay nada en lo que creer. ¿A qué juega el Betis? Alguno se confunde, te tacha con ese termino tan recurrido de antimelista, te dice que vaya planificación, que son viejos y no hay extremo izquierdo y te dice que a ver si quieres que encima el equipo juegue bien. No quiero que juegue bien, eso es algo muy subjetivo, solo quiero que juegue a algo.

 

Me da igual si quiere jugar al contragolpe, si quiere hacer juego directo, si quiere mantener la posesión… Como si quiere poner el autobús. O mezclar estilos según el partido -que además consideraría que es lo apropiado-. ¿Sin embargo este Betis a que juega? ¿A ver si le cae alguna a Rubén? Porque esto no es un partido solo. De los últimos seis encuentros considero que cinco rivales han sido superiores tanto en lo táctico como en lo físico y mejor que no hablemos de recursos ofensivos y defensivos. Que Adán en un saque encuentre a Rubén en Gijón, Westermann haga la jugada de su vida en Vallecas o Rubén Pérez saque la mano a pasear en Granada suma puntos, pero ¿de esas apariciones esporádicas vamos a vivir esta temporada?

 

Mira que lo he intentado, que quise ser positivo tras la primera jornada ante el Villarreal. Quise centrarme en lo bueno de no encajar ante Valencia o Real Sociedad pero ya con 10 jornadas a cuestas se dejan ver aspectos más generales y si alguien ha salido contento de los últimos partidos del Betis, más allá de algún punto conseguido, no lo entiendo. Yo mismo en un post dije ver un cambio en Mel en cuanto a cambios se refiere, que ahora buscaba más guardar la ropa, cierto equilibrio y no ir tan a lo loco, opinión que tiró por tierra los últimos partidos cuando empezó a sacar delanteros como si así fuese a atacar mejor.

 

Algunos ya empiezan a hablar de psicología, de incapacidad de una plantilla que, en opinión de un servidor, da para mucho más de lo que estamos viendo, de presión (?) y ya empieza a recordar esto al año del descenso con tanta venda. ¿Estos jugadores tampoco valen? Estoy realmente desencantado con este equipo, creo que como todos. Ya no solo es que tácticamente no logre entender como salimos con un doble pivote trabajador ante Deportivo o Espanyol en lugar de apostar por tener el balón ante equipos que vienen a encerrarse y ante el Athletic, un equipo mucho más ofensivo y con atacantes en forma y con gol, se le construyan caminos a portería desde el minuto uno, es que el planteamiento no hay por donde cogerlo. Desde volver a poner a Ceballos -cuyos mejores partidos ha dado en la mediapunta) en el mediocentro junto al “MCD” menos puro del equipo (entiéndase más incompleto tácticamente aunque de gran esfuerzo y en buena forma) a colocar a Molinero en la izquierda en una zona antinatural donde ya ha demostrado que no rinde y donde se siente realmente incómodo. Apuestas por tener el balón y te capas las subidas del lateral zurdo con la alineación. Jugadores corriendo sin ton ni son, jugadas a balón parado que te rematan solos una y otra vez… Realmente no sé ni como perdimos solo por 1-3. Aunque bueno, si lo sé, porque por lo visto el Athletic es mejor y tampoco se le puede competir. Esa es la excusa. Y eso que escribo esto ya en frío. En fin.

 

El próximo partido es ante un Málaga en bajísima forma y en el que podemos rascar puntos. Esperemos que sea así, aunque jugando como estos últimos partidos difícil lo tendremos. Mucho tiene que cambiar este equipo.


Los jugadores | El entrenador | Conclusiones

Adán: Si no es por él, la goleada podría haber sido aun mayor. Tampoco es que se marcara un gran partido pero está en buen momento. También es más fácil destacar cuando te llegan tanto como le llegan a este Betis cuyo sistema defensivo brilla por su ausencia o ineficacia. Como también es más fácil que te metan tres si te generan más de veinte tiros a portería como fue el caso.
Piccini, Bruno, Pezzella y Molinero: Evalúo a toda la defensa, superada porque el centro del campo del Athletic pasaba como quería y desde el momento en que superas líneas, las marcas son mucho más difíciles de seguir. El Athletic casi siempre atacaba con superioridad numérica y los comento a todos juntos porque para mi el error no es de los jugadores sino del nulo y temerario planteamiento y una forma de defender inadecuada, si es que respondían a un plan establecido, que no lo pareció.
N’Diaye: El partido ante uno de los equipos más ofensivos que han visitado por ahora el Villamarín, lo planteas con un solo mediocentro de contención que además es el más débil tácticamente. El partido que más se prestaba a un doble pivote es en el que más debilitas el medio. Dentro de esto y de que su labor defensiva fue inocua, es el único que se atreve a superar líneas y facilita de esta forma que los rivales salgan de su zona de confort dejando espacios a otros compañeros. Con el tiempo lo veo más mediocentro, como puede ser Petros aunque con estilos diferentes, que Mediocentro defensivo como podrían ser Xavi Torres o Digard, especialmente el francés.

Ceballos: Le falta chispa y más rapidez para soltar el balón. Esto no es segunda y en ocasiones me da la impresión de ralentizar el juego. Después de verlo en segunda y en primera, me parece claro que rinde mucho más en la mediapunta y con libertad que en el mediocentro pero en fin, se sigue insistiendo en convertirlo en Beñat aunque sea un estilo de futbolista diferente.

Portillo: ¿Realmente jugó? Si otros partidos se destacó su visión de juego o su trabajo, el domingo no se le vio ni en ataque ni en defensa. No apareció en ningún momento. Partido para olvidar.

Joaquín: Siempre escorado a la derecha hacía fácil marcarlo y evitar sus internadas. A veces se perdió en regates infructuosos y como tampoco se le dan opciones para combinar por dentro con un delantero que se retrase o un mediapunta, su juego se convierte en previsible. Desde luego no fue su mejor partido.

Rubén Castro: No se le vio en todo el partido y es normal porque el Betis lleva ya varios partidos sin llegar a la portería contraria. Menos aún si está casi siempre escorado a la izquierda, lugar desde el que siempre acaba retrasando el balón porque no tiene las cualidades de encarar sino de definir. Podríamos poner de delantero a Molinero, que íbamos a tener un resultado parecido recibiendo tan poco balón. Al menos su calidad te da esa esperanza de que aparezca en algún momento. Buscarlo es a lo que juega el Betis.

Van Wolfswinkel: No es que hiciera un buen partido, pero dejó detalles. Bajó un par de balones, juega fácil de cara, presiona y la busca en zonas ofensivas. Algunos de sus desmarques fueron buenos pero se ve poca compenetración con sus compañeros aún. No creo que hiciera un partido para destacarlo pero visto las alternativas, yo le daría continuidad.

Digard: Salió contundente pero menos acelerado de lo que se le vio en Granada. Es un jugador de carácter y asentó el centro del campo con su presencia. Y sí, quizás debió seguir a Raul García en el tercer gol, pero decir que fue culpa suya me parece fuera de lugar. Se ganó seguir contando con minutos.

Varela: No sé de donde ha salido que Molinero da más que Varela en la izquierda. A mi me parecen aportar cosas parecidas con el déficit natural de no sentirse cómodo el primero a banda cambiada. No entendí el experimento. El que mejor lo entendió fue Iñaki Williams.

Jorge Molina: Sin tiempo para evaluar nada.


Los jugadores | El entrenador | Conclusiones

Pepe Mel: Una vez más no entendí el planteamiento. Te pueden ganar pero me parece que el Betis carece de una identidad, de un plan de juego establecido. Se ve poco trabajo y eso es cosa suya. Lo he intentado pero yo no creo en el técnico. Ojalá y lo saque adelante por el bien del Betis pero ya son muchos partidos y no solo este año, viendo al Betis vivir de impulsos y jugadas aisladas que de un trabajo palpable. Una jugada de estrategia, un grupo trabajado a balón parado en ataque o defensa, un planteamiento táctico que sea superior al rival, cosa que solo he visto este año ante la Real Sociedad…


Los jugadores | El entrenador | Conclusiones

 

Diciendo que el Athletic es superior y listo lo que me transmite es que la exigencia que pedía solo era para que le trajeran jugadores. No acepta la crítica y mucho menos los problemas, que es el primer paso para solucionarlos. Yo lo he intentado pero me siendo muy desengañado y espero con todas mis fuerzas que se salga en Málaga a competir, porque luego viene el Atlético y veo al equipo cayendo y perdiendo los papeles, lo cual no me gusta nada. A ver si volvemos a hacer cosas lógicas, si se piensa en el rival y se pone a los mejores en el campo. Y por favor, lo que sea. A coger contras, a forzar el juego aéreo, a mantener la posesión hasta encontrar un hueco, a encerrarnos, a colgarle balones a un ariete y que fuerce una segunda jugada, lo que sea, pero que no se salga a deambular en el campo, que se salga con una idea y a llevarse el partido. La cosa está llegando a un punto que la exigencia acaba en intentar llegar con 0-0 al minuto quince y eso es muy triste porque esta plantilla da para más de lo que se está haciendo.


@jorgegonex | Mis impresiones del equipo tras el Real Betis – Athletic de Bilbao

Deja un comentario