Adán sostiene al Betis

El Real Betis volvía a disputar el partido en abierto, esta vez ante el Deportivo de la Coruña. Para este partido el Betis salió con: Adán; Montoya, Bruno, Westermann, Vargas; Petros, N’Diaye, Musonda Jr., Kadir; Rubén Castro y Ricky. Con un 4-4-2 con doble pivote y las bandas percutiendo en busca de centros para Ricky o pases entre líneas para Rubén.

 

El Betis comenzó un poco dormido y lo pagó, en el minuto 15 en un córner rematado en el primer palo al que llega tarde para despejar N’Diaye se adelantó el Deportivo. En estos 15 primero minutos el Betis apenas llegó y además la defensa parecía mostrarse un tanto blandita. Pero el Betis al menos reaccionó rápido y empató en el minuto 20. Kadir y Petros tocaron el balón para dárselo a Vargas que centró desde la izquierda al punto de penalti donde estaba solo Musonda, que ni siquiera tuvo que saltar para rematar. El extremo belga hacía su primer gol como verdiblanco y despertaba al equipo.

 

A partir de ahí pareció disputarse algo más el partido y ambos llegaron; pero fue el Betis el que declinó el marcador con un golazo de Vargas desde la frontal del área. Era una falta peligrosa Rubén se la tocó en corto y Vargas le pagó potente y raso entre la barrera y el portero, Lux no pudo hacer nada. Y así se llegaría al descanso con el Betis ganando 1-2 y buscando el tercero a la contra con los 4 de arriba que andaban rápidos.

 

Pero en la segunda parte el Betis dió un paso atrás, cedió el balón pudo encajar varios goles. En el 51 Fajr empató el partido en posición dudosa, pero estaba solo en el segundo palo. Como decimos la defensa no estuvo certera hoy. El Betis con el paso de los minutos fue cediendo terreno y Merino buscó más equilibrio con los cambios pues el equipo estaba roto. En el minuto 63 entró Ceballos por Ricky volviendo al 4-5-1 y en el 69′ entró Cejudo por Kadir. Los cambios apenas aportaron, quizás un buen pase de Ceballos a Petros que controló mal ante Lux, esa fue la única del Betis.

 

El resto de tiempo se dedicó a encomendarse a Adán que hizo grandes paradas en la primera parte, pero en la segunda se salió. Hasta en 4 veces salvó al Betis con paradas de gran nivel, de todos los colores, por arriba, por abajo, de reflejos, un mano a mano… Las hizo de todos los colores demostrando porque es uno de los capitanes del Real Betis Balompié y uno de los ídolos de la afición verdiblanca.

 

Con las paradas de Adán y los goles de los fichajes de Maciá el Betis empató en un campo difícil donde equipos como el Atlético de Madrid, Sevilla o Eibar no han ganado. Punto importante para dormir a 5 del descenso y tomar aire; aunque no nos relajemos, las sensaciones no fueron buenas.

Deja un comentario