Levante 0 – 1 Real Betis ‘Tocaba ganar’

Tras la derrota sufrida ante el Atlético el Real Betis se enfrentaba al Levante en el Ciutat de Valencia. Pepe Mel realizó alguno cambios en el once inicial para este encuentro: Adán, que finalmente pudo jugar; Piccini, Bruno, Westermann y Varela en defensa; N’Diaye, Petros y Ceballos como trivote, esta vez con más espacios, Joaquín y Cejudo por las bandas; Y Rubén Castro en punta.

 

El partido empezó de cara, en el minuto 4 en un córner que saca Joaquín en corto para Rubén, Joaquín recorta a un defensor, encara y se la da a Rubén que la cruza con calidad y anota su octavo gol en Liga, gol de crack para empezar ganando.

 

A partir de ahí el Levante llevó un poco la iniciativa. La más clara fue la primera, un tiro de Verza se estrella en el palo ante la salida de Adán y con la portería vacía desde el área chica, Deyverson la manda al larguero, un milagro. El Levante se puso nervioso y aunque tenía el centro del campo no era capaz de pasar de la línea tres cuartos y empezó a tirar desde lejos sin mucha suerte.

 

A falta de unos 10 minutos para el descanso el Betis recuperó el mediocampo pero no llegó con demasiado peligro, un intento de vaselina de Joaquín que casi sorprende al meta granota fue lo más destacado.

 

En la segunda mitad el balón fue del conjunto local, la más clara de esta mitad fue otro tiro al larguero de Deyverson, esta vez de volea y mucho más lejos pero el miedo volvió al cuerpo de la afición verdiblanca. El Betis buscaba cerrar el partido a la contra pero apenas llegaba con peligro, en un intento de estas llegadas Westermann se fue al suelo para robar un balón, el colegiado entendió que no tocó el cuero y le sacó la segunda amarilla, tocaba sufrir 12 minutos con uno menos.

 

Unos minutos antes en el minuto 75 entró Van Der Vaart por Cejudo que aportó alguna internada por su banda, el holandés en cambio apenas aportó, más bien desperdició un par de contragolpes por falta de fuelle. En el minuto 83, ya con 10, Dani Ceballos salía para dar entrada a Jordi Figueras y así recomponer el equipo.

 

El Levante se volcaba buscando el empate pero mimando la pelota con sentido dejando una buena sensación de equipo. El Betis se defendía como podía con Petros y N’Diaye corriendo por dos. Ya en el 91 Mel quitó a Joaquín que se desfondo corriendo de arriba abajo por su banda para dar entrada a Molinero, permutando éste su posición con Piccini.

 

Acabó el partido con un tiro de Camarasa que se fue muy fuera teniendo una posición favorable. El Betis ganó con un gol tempranero del de siempre pero pudo no hacerlo, más bien ganó por inercia, como en Málaga. Aún así es una victoria ante un equipo que mima mucho el balón y que lo aleja a 8 puntos del descenso. Se coloca como el mejor visitante de La Liga.

Deja un comentario