Real Betis 0 – 1 Atlético de Madrid ‘Uno que pudieron ser cinco’

Tres semanas después volvía la afición del Real Betis a las gradas para ver si su equipo podía revertir su racha de local y ganar a uno de los candidatos a la Liga. Para este partido fueron alineados: Adán; Piccini, Bruno, Westermman y Varela; Xavi Torres, Digard y N’Diaye; Cejudo, Joaquín y Rubén Castro.

 

El Betis empezó con una o dos marchas menos, el Atlético se lo comía y pisó área dos veces en el primer minuto. A los 6 minutos tuvo la primera clara, Xavi Torres se hace un lío ante la presión de 3 jugadores rivales, no ve apoyos y la pierde, tira Fernando Torres, Adán la para pero Koke caza el rechace y anota el 0-1. Los de Mel empiezan perdiendo en los primeros minutos por enésima vez.

 

A partir de ahí el Betis no reaccionó y los de Simeone llegaron mucho aunque no muy claro, los centrales del Betis achicaban bien y salían bien al corte y solo fallaron en una balón a sus espaldas que casi anota Griezmann de no ser porque se le fue alto.

 

El Betis estaba muy errático en ataque, sin ideas, daba muchos pases horizontales en el mediocampo sin peligro pero cuando llegaba a la línea de 3/4 se estancaba y la perdía con facilidad, no hilaban 3 pases cerca del área. Un tiro lejano de Joaquín a balón parado fue el único tiro a puerta en la primera parte, Oblak la atrapó sin problemas.

 

Tras el descanso entró Ceballos por Xavi Torres y el equipo lo notó, empezó a mover más el balón y con más velocidad, al menos llegaba más al área aunque con poco pelligro, tan solo una opción tuvo que fue un disparo escorado de Cejudo en el minuto 60 desde la frontal que mandó Oblak a córner, fue la “más clara”.

 

Justo tres minutos después, en el 63′ Adán tuvo que ser sustituido por un choque con Godín donde se torció el tobillo, entró Dani Giménez. En el minuto 77 se produjo el último cambio que fue Jorge Molina por Joaquín que no apareció en la segunda parte.

 

Desde el disparo de Cejudo hasta el final del partido fue un quiero y no puedo del Betis que llegaba con muy pocas ideas al campo colchonero que salía a la contra. Hasta 3 ocasiones claras tuvo para sentenciar el partido pero estuvieron fallones arriba y una de ellas se encontró con el poste.

 

El partido acabó gracias a dios con 0-1 pues el marcador pudo ser más abultado, el trivote del mediocampo no funcionó, el Betis no sacaba bien el balón ante la presión del Atlético de Madrid. Aparte de la mala noticia del resultado, pues es la cuarta derrota consecutiva como local, y del mal juego mostrado por el equipo que mostraba no tener patrón de juego ni, mucho menos,  alternativas a este mismo, tuvo la lesión de Adán que puede ser una baja notable para el próximo partido, y la de Digard que tuvo que abandonar el terreno de juego en los últimos 10 minutos por un tirón. Otra vez nos dan un repaso.

Deja un comentario