Real Betis 1 – 3 Espanyol ‘Patético, plano y sin ideas’

El Betis volvía a casa para tratar de remediar la derrota contra el Deportivo y Pepe Mel cambió el sistema sacando un 4-5-1 con: Adán bajo palos; Piccini, Bruno, Westermann y Varela en la defensa; N’Diaye, Petros, Portillo, Cejudo y Joaquín en el mediocampo con el gaditano de falso 9; y Rubén Castro en punto.

 

El partido ya no empezó bien, N’Diaye hizo una falta en el mediocampo que Asensio colgó al punto de penalti y Enzo Roco peinó para abrir el marcador en el minuto 3. Lo peor no fue la falta de entendimiento en la defensa, si no que el Betis tardó más de 20 minutos en reaccionar.

 

Aún así su reacción tampoco fue fructífera pues apenas tiró 4 veces a puerta y todas desde lejos. Pero el Espanyol tuvo oficio e hizo que apenas se jugara parando el partido para que sus jugadores fueran atendidos. Y se llegó al descanso con Rubén Castro cayendo en el fuera de juego en cada ataque y casi sin peligro generado.

 

En la segunda mitad el equipo pareció reaccionar, además Ceballos entró por un desdibujado Cejudo en el descanso. Pero el Betis a pesar de intentar reaccionar a la contra a pase de Asensio de nuevo y a la contra, Caicedo hizo el 0-2 en el minuto 50 y encarriló el partido. Casi no reaccionó el Betis y a los cuatro minutos de nuevo a pase de Asensio y a la contra, Victor Sánchez sentenció el encuentro.

 

En el minuto 52, con 0-2 en el luminoso, entró Renella por Petros y ya con 0-3, en el minuto 68 Ricky entró en lugar de Portillo. El Betis se limitó a tocar en el mediocampo, sin peligro, sin incidir. 2 fueron las ocasiones que tuvo, dos centros al área desde la izquierda que Rubén no atinó a rematar y una jugada rocambolesca que acabó atajando Pau López. A 2 minutos del final, en el 88, Renella marcó en un corner tras coger un rechace de su propio remate.

 

Finalmente perdió el Betis de nuevo en casa, mostró no tener alternativas y no saber remontar un partido, al menos con la presión de jugar de local. Detalles como sacar un córner en corto perdiendo 0-2 en el marcador o como tocar con parsimonia en el mediocampo perdiendo 0-3 a falta de media hora para el final y con tres delanteros arriba.

Deja un comentario