Comparaciones

Dicen que las comparaciones son odiosas, sobre todo cuando comparan algo en lo que salimos perjudicados.

También dicen que no pueden comparar dos cosas que son distintas, sobre todo cuando comparan cosas en las que salimos perjudicados.

Sin embargo, estamos todo el día comparando y, lo que es más sorprendente, comparando cosas que no son idénticas ya que, como más de un filósofo se ha encargado en demostrar, no hay dos cosas iguales. Incluso en el tiempo, una cosa puede variar hasta hacerse distinta de lo que era en un inicio (madre mía la que dio Heráclito la primera vez que fue al río…)

Y lo que acabáis de ver es una introducción, lo siento, pero alguien tenía que decirlo. Todo esto viene a colación de las últimas semanas en el mundo bético. Hasta hace poco, siempre hemos puesto a Serra como uno de los mejores entrenadores del Betis. Incluso muchos que ponían a Mel como un grandísimo entrenador, entendían que estaba por debajo de Serra. Lo curioso ha venido cuando ha surgido la opción de que Serra viniera como entrenador e impidiera a Mel salir del paro en el que se encuentra desde mayo.

Ambos entrenadores tienen un pasado reciente nada halagüeño; el de Sa Pobla no ha hecho un buen trabajo en Mallorca, aunque era lejos de los banquillos; mientras que el rayista tuvo un paso nada exitoso por Inglaterra y ahora mismo sale en las quinielas para entrenador en todos los equipos pero ningún ST lo acaba queriendo para su banquillo.

En éstas estamos que ahora resulta que Serra no tuvo tanto mérito de ascender a un equipo que llevaba 3 años en Segunda, ni de dejar al equipo 3º por encima del Barsa, o de ganar una Copa del Rey. Resulta que Serra tiene menos mérito que Mel, y volvemos a las comparaciones, porque Serra tenía mejores plantillas.

Parece ganado el debate, pero luego caes en la cuenta de que ya que nos ponemos finos en las comparaciones, afinemos del todo. Estamos todos de acuerdo que el nivel de la plantilla varía mucho según la mano del entrenador y una plantilla puede parecer muy buena cuando realmente no lo sea y, viceversa, una plantilla puede ser peor de lo que es por su entrenador. Además, tampoco podemos negar que el nivel de una plantilla viene dado por el nivel de las plantillas rivales: si tú tienes a un cojo y el rival tiene dos cojos, tu plantilla es buena en comparación con la de tus rivales.

Comparen el Betis de la 04/05 con el de la 12/13, pero comparen también el Valencia de Aimar, Baraja y Rufete (el año anterior ganaron Liga y UEFA) y el Español de Maxi Rodríguez, De la Peña y Tamudo (el año siguiente ganaron la Copa del Rey).

Comparen esos dos equipos con el Rayo o el Getafe de la 12/13.

 

Deja un comentario