Con lo que has sido…

Siguiendo con citas históricas y viendo el cariz político que está tomando la actualidad bética, hoy me permito rescatar a Rousseau cuando decía que donde se encuentre el representado, ya no hay más representante, solo se representa lo que no está presente. Un siglo después sería Lord Acton quien dijera aquello de que el poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente. Y, quizás, entre estos dos pilares se puede explicar mucho de los problemas relacionados con lo colectivo.

 

En el Betis SAD, llevamos acostumbrados a esos problemas bastantes años, incluso corriendo el riesgo, un error fatal, de considerarlos algo normal, algo inevitable. Por eso sorprende que en plataformas que intentaban luchar contra esos vicios hayan acabado igual de viciados, pareciéndose al enemigo contra el que peleaban.
Gente sindicada que deja de sentirse presente, gente que comienza a desindicar, cabezas visibles que desde que lo son han asistido en primera línea a un derrumbe en el número de sindicados y no sólo no han hecho nada por remediarlo sino que han seguido cometiendo los mismos errores que le han llevado a esa situación

 

Uno de los casos en los que más duele es el de la Asociación Por Nuestro Betis, que nació con unas ideas de transparencia y fiscalización bastante claras y que hoy en día sobrevive, o más bien malvive, a la deriva de unos principios que al dejar de serlo pueden suponer su fin. Esa deriva institucional les ha llevado a perder mucho de los apoyos que tenía antaño, pasando de representar un 7% de acciones del Betis a no llegar casi al 3%, en poco más de un año. Un ejemplo claro ocurre en Betisweb, uno de los foros más importantes del beticismo, donde se dio a conocer PNB y donde contó con el apoyo de la mayoría; una mayoría que cada vez está más decepcionada. Todos coinciden en que el giro que ha tomado PNB de un tiempo a esta parte es erróneo, criticando a los béticos que no opinen como ellos (mención aparte, las apariciones de su presidente, Camilo Puerto, en Twitter), reuniéndose con Bitton, teniendo posturas proactivas con ellos o cualquiera que entre al club (Oliver, Castaño, Lopera), no asistiendo en junio a la vista donde el resto de plataformas sí defendieron en persona el mantenimiento de las cautelares…

 

También sorprende el juego sucio o dejadez, en el mejor de los casos, con sus sindicados que quieren desindicar. De hecho, ha habido quejas donde sindicados ven que son contestados antes desde el correo del club que desde el correo de PNB, pidiendo información sobre los pasos a seguir para desindicar. Uno de ellos tuvo que abrir un post para explicar el proceso al resto, ante la falta de respuesta desde PNB.

 

Desindicación del pacto de sindicación PNB
Abro este post ante la pregunta de muchos foreros de cómo pueden retirar sus acciones de PNBYo lo hice enviando un correo electrónico a: accionistas@realbetisbalompie.es
En dicho correo me identifiqué con: Nombre y Apellidos, DNI y Dirección y el número de acciones a mi nombre y pedí confirmación.Igual que sindicamos en PNB porque era la mejor opción de servicio al Betis para los pequeños accionistas, comprobada la gran traición protagonizada por los que administran esa acciones sindicadas, ha llegado el momento de retirarles nuestra confianza desindicando nuestras acciones.Antes del 31 de Julio no tiene que quedarles ni una acción. Es lo que se merecen algunos por su bajeza moral y la falta de transparencia que tanto pregonan

Puede ser ésta una de las razones por las que gente cercana a PNB lleva tiempo criticando a Betisweb, tanto al foro como a la peña, por ser un lugar donde béticos se informan entre sí, sin necesidad de tener que acudir a la versión “oficial”, en este caso, de PNB. Algo que recuerda mucho a vicios pasados, donde se atacaban a los foros que criticaban la labor de los que mandaban e incluso acusando de intereses (petos, beneficios…) como base para las críticas a PNB a cualquiera que osara criticarlos. Más recientemente, están acusando a la gente que desindica de favorecer a Lopera y Oliver con esas desindicaciones.

La falta de autocrítica (por qué desindican, por qué ya no se sienten representados…) está siendo la tónica en los últimos tiempos… justo cuando más falta hacía.

 

En estos casos, uno siempre piensa aquello de “Con lo que has sido… y para lo que has quedado“, de ser un faro con el que guiarse ha pasado a ser algo parecido a los personajes contra con los que luchábamos y seguimos luchando: mismos vicios, mismos tics.

Deja un comentario