Critique

No confíen en lo que les cuenten. No confíen en lo que escuchan en las radios; en lo que ven en la televisión; en lo que leen en los periódicos, las páginas web, las redes sociales… No confíen ni en nada ni en nadie.

Todo se mueve por intereses, todos buscan algo: oyentes, televidentes, seguidores… No existe la información objetiva; toda información es y será manipulada (conscientemente o no) por el que os la transmita. Y cuantos más intermediarios haya entre la realidad y sus sentidos, más alejada de la verdad será la información que reciban.

La crítica es uno de los elementos más importantes en el día a día, y vital en los asuntos fundamentales. Pero ha de entender la crítica como algo reflexionado, como un pensamiento creado por usted mismo o al menos habiendo hecho el trabajo de filtrado de las críticas de su entorno. Una crítica prestada, copiada y pegada de otra persona, no sólo es inútil, sino que es dañina para su posterior toma de decisiones.

No confíen en ese periodista que parece saber todo lo que se cuece en el club, ni en esa cuenta de Twitter que tiene 1.000 o 10.000 followers y que siempre parece decir lo que le gusta a la gente.

Tampoco confíen en lo que acaban de leer ni en el que ha escrito esto.

Piense. Reflexione. Critique.

Deja un comentario