Las vueltas que da la vida

Comienza la segunda vuelta de la temporada 2014/15 en Segunda y lo hace de una forma muy distinta a como empezó la primera vuelta.

Si hiciéramos dos fotos a ambos momentos, la imagen sería diametralmente opuesta.

La Liga se inició aquél 24 de agosto con un partido de los que el Real Madrid de Segunda, apelativo que por entonces se repetía incesantemente desde todos los ámbitos salvo desde el cuerpo técnico, tenía que ganar por goleada, apabullando, desactivando al rival. Nos enfrentábamos a un Sabadell que la temporada anterior había hecho de su casa un fortín (este año le ha ocurrido algo parecido con los grandes, de los cuáles sólo hemos ganado el Girona y el Betis) y se hizo un gran partido salvo los últimos 5 minutos. Sirvió aquello para lanzar ciertos mensajes que acabaron calando entre la afición en poco menos de una semana, ratificado en la jornada siguiente a pesar de la victoria, la semilla ya estaba sembrada.

Duró poco la idea de Velázquez en el Betis, él mismo debió haber demostrado su firmeza de la que tanto se había hablado y haberse hecho fuerte ante las críticas. Sin embargo, en lugar de eso, comenzó a hacer lo que la gente quería, sin pararse a pensar si era lo correcto o no. Al final fue fagocitado por su propia falta de criterio, que llevó a unos malos resultados que acabaron propiciando su despido.

En la planta ‘noble’ del Betis no son conocidos por su rapidez en la toma de decisiones; y mantuvieron de interino a un entrenador de 2ªB que entrenaba al filial. No esperaban, ni ellos ni mucho de nosotros, que se convirtiera en muy buen entrenador para el primer equipo. Incluso gran parte de la afición lo empezaba a considerar como  un buen candidato para el banquillo bético hasta final de temporada cuando empezó a batir récords que llevaban lustros sin romperse, ni con aquél Betis 10/11 del ascenso.

Este ambiente puso nervioso a más de uno y más de dos, que llevaban meses opositando para colocar a su elegido, un antiguo conocido que seguía muy presente en la actualidad bética a fuerza de reportajes, artículos, entrevista, referencias… Un Consejo, que nunca ha destacado por tomar decisiones más allá de las de salvar sus posaderas, accedieron de buen gusto y tras un año fuera, volvía un entrenador que, junto con una plantilla, nos ascendió, nos llevó a Europa y nos llevó al descenso. Quizás lo que hizo aquí es lo único destacable en su carrera, tan larga, razón que podría explicar por qué su teléfono sólo suene cuando llaman desde el Villamarín o desde algunas redacciones.

Así las cosas comenzaba su segunda etapa con nervios, a pesar de saberse con el apoyo mayoritario de afición, prensa, entornos, no entornos… Sus nervios se mostraban cuando hablaba de fichajes en una plantilla que llevaba 4 partidos ganando, 4 partidos sin recibir un gol con un entrenador que venía de 2ªB. Incluso se tomó el partido ante un equipo de mitad de tabla de Segunda como ‘el partido más difícil de los últimos dos meses’. Gracias a Dios (llámalo Dios, llámalo karma, pero algo ahí) y al buen hacer de técnico y plantilla, esa etapa de nervios parece que ha pasado, a pesar del peligroso encuentro que se jugó en casa ante el peor visitante de Segunda. Muy destacable fue la victoria ante un invicto en liga y un firme candidato a ascender, como el Sporting, gracias a un Abelardo que ha sacado adelante un equipo de jóvenes (¿Qué pensará cuando nos quejamos de que tenemos poco dinero para fichar?).

 

Después de una primera vuelta más que cuestionable, donde parecía que todo estaba perdido; gracias a Merino y a que Mel ha seguido la estela del gaditano, nos encontramos en puestos de ascenso directo algo que no se conseguía desde la Jornada 2, cuando íbamos líderes. Parece claro que con un entrenador con el caché de Mel, con jugadores que han empezado a aparecer en los últimos meses y que antes no se les esperaba (Xavi, Piccini, Adán, Varela, Molina…), además de los fichajes de los que tanto se está hablando, habría que ir pensando en reeditar lo que conseguimos hace 4 años. De momento con una defensa que estaba más que cuestionada (ay las insanas rencillas…) llevamos un mejor registro de goles en contra que en la 10/11.

 

Comienza la segunda vuelta de esta temporada que, si ningún incompetente lo impide, debería ser la de la enésima vuelta a Primera División.

 

Deja un comentario