No eres más bético que yo

No eres más bético que yo, me da igual cómo te pongas. En serio, no insistas, que no, que no puedes decirme que eres más bético que yo.

 

Bueno, una vez aclarado eso, sigamos con este artículo. No eres más bético que yo. Somos una afición pasional, nos jactámos de ser la mejor afición del mundo. ¿Los béticos? Los mejoresNo eres más bético que yo. Quizás por esa razón de la que somos los mejores porque… somos los mejores, en cualquier caso podemos ser acusados de no ser los mejores por no serlo. Pero no eres más bético que yo. Quizás esa sea la razón por la que cada vez que otro bético piensa distinto, incluso estando a veces equivocado, caigamos en la tentación de cuestionar su beticismo. No niego que alguna vez yo mismo haya caído en esa tentación, pero intento evitarlo porque, pensándolo fríamente, veo que no tiene ningún sentido racional.

 

El que quiera algo malo para el Betis no le hace menos bético, le hace más ignorante. Y los béticos no somos ni más ni menos ignorantes (en porcentaje) que el resto del mundo, así que es normal cruzarnos con béticos que, en su ignorancia, pueda desear algo que eventualmente, acabe siendo malo para el club; e incluso es normal que yo en algunas circunstancias, como buen ignorante, me equivoque y desee algo que no resulte ser bueno para el Betis, pero no eres más bético que yo.

 

Acusar a alguien de ser menos bético es un modo de intentar zanjar una discusión (en el sentido inglés) por la vía fácil y tramposa, para evitar seguir discutiendo sobre ideas, y como los béticos somos muy pasionales, no nos solemos fijar si eso es algo válido o no. La única vez que nos fijamos es cuando el acusado de pocobeticismo es quien, en esa discusión, opina como nosotros.

 

El único caso en el que alguien puede ser menos bético que otro es cuando sigue a varios equipos con la excusa de “Es mi segundo equipo”, y a veces no queda claro cuál de los dos es su segundo equipo. Pero es que es por simples mátemáticas, si eres 80% del Betis y 20% del Madrid, no eres más bético que yo, eres menos bético que yo. Esto se da más entre los jóvenes que entre los adultos, aunque de todo hay en la viña del Señor.

Ah, por si no había quedado claro, no confundir tener simpatía con esto. Creo que quien suela pasearse por Twitter y vea perfiles de gente que dice ser bética pero que luego sube multitud de fotos de otro equipo sabrá a lo que me refiero.

 

Para terminar, y por si no había quedado claro, no eres más bético que yo… ni menos. Espero haber sido claro en este punto.

Deja un comentario