Destripando los números de Mel

Hoy, para muchos, será un día triste. Hace exactamente un año, José Mel Pérez (Don Pepe Mel para ellos) era cesado del cargo de entrenador del Real Betis Balompié.

La decisión era adoptada por el consejo tras dejar al equipo en último lugar de la clasificación, a 3 puntos de la salvación. Su racha, no podía ser más nefasta: consiguió 10 de 45 puntos posibles, con tan solo dos victorias y sumando 9 derrotas (con 14 goles a favor y la friolera de 30 en contra). El equipo, sin sensaciones de mejora, sufría continuos movimientos en la alineación titular, con jugadores que tras jugar y ser decisivos en un partido, iba a la grada en el siguiente, sin motivo aparente.

No queda ahí la cosa. Con una plantilla, en teoría, mejor que 10-12 de Primera (no olvidemos plantillas como las del Rayo, Getafe, Granada…a priori inferiores), el equipo sumaba goleadas de escándalo, auspiciadas por cambios ofensivos ilógicos cuando el rival era de entidad muy superior.

Cierto es que el año anterior el Real Betis se clasificó para Europa League, en séptimo lugar, con una de sus habituales rachas sin ganar (que “solo” duró 5 partidos). Todo esto puede ser vendido como un gran logro (que en un club que suele dejar tantos sinsabores, es lógico). Pero cuando descubrimos las cifras, observamos que, en realidad, esa temporada podríamos haber estado tan arriba como estuvimos, o tan abajo como estábamos en la temporada siguiente. Mel llegó a la 7ª posición con 56 puntos (ya el año pasado se necesitaron 59, y algunos de los años anteriores, rebasar los 60 puntos). Lo más llamativo, el balance de victorias y derrotas (16/14), y el número de goles a favor y en contra (57/56). Estos datos dan a entender que era un equipo irregular, poco sólido atrás, y que los partidos podían caer de lado de un equipo o de otro.

Temporadas atrás, poco que añadir. La temporada en la que nos mantuvimos, esa que también se vende como un logro, tampoco será especialmente recordada con un balance de victorias/derrotas negativo (13/17) con un registro de goles también negativo (47/56). No me quiero dejar atrás la racha de 10 partidos consecutivos sin ganar (con 1 empate y 9 derrotas).

Por lo tanto, el balance de Mel en Primera está lejos de ser el balance de uno de los mejores entrenadores del Real Betis. Eso sí, desde el primer minuto contó con el apoyo incondicional de un club de fans muy heterogéneo, y que va desde prensa hasta el bético de a pie, pasando por Supporters.

Los números en Segunda sí que son muy buenos números (salvo esa racha de 5 partidos sin ganar), y está motivada especialmente por la conformación de una plantilla digna de ascenso, fichando a los mejores de 2ª.

Esta es la verdad acerca de los números de Mel con el Betis, juzguen ustedes mismos.

Deja un comentario