La cobardía de Haro y Catalán

 

Hoy nos hemos levantado con una noticia de Al final de la Palmera que nos dice que si se gana al Levante el Betis oficializará la contratación de Miñambres como sustituto de Macià, y sí, SÓLO si se le gana al conjunto levantino. Una muestra más de la cobardía de unos dirigentes que nos hicieron creer que el Betis volvería a ser de los béticos y no de dirigentes autoritarios.

 

Un autoritarismo encarnado en Ángel Haro, por el cual quiere que TODO pase por sus manos, rescisiones, contrataciones…. Un autoritarismo cobarde, que no da la cara cuando debe hacerlo, una dictadura que prohíbe la entrada a abonados por el mero hecho de criticarle, con mucha o poca dureza, pero algo que debe ser resuelto en un juzgado, y no coartándole la libertad de entrar al estadio de su equipo que ni el mismísimo Lopera hizo, en fin, un autoritarismo que nos recuerda a épocas pasadas.

 

Ollero, para mí el mejor presidente de largo desde que comenzó la administración judicial, ya se olía lo que pretendía Ángel Haro, por eso, libremente, decidió apartarse porque no estaba de acuerdo con la forma de gestionar el Betis de Ángel Haro, una gestión del siglo pasado. Mientras, Ollero pretendía separar cada departamento.

 

Tras la salida de Ollero (el único apoyo de Macià), le toca el turno al director deportivo. Un Maciá que no convence a Haro, supuestamente por derrochar dinero y por el fracaso de Van der Vaart y de Tarek, en definitiva, fracaso en su primer año. Hay que recordar que Monchi, Torrecillas…. fracasaron en su primer año de planificación.

 

Un primer año basado en Pepe Mel y Juan Merino, entrenadores muy del montón, por no decir mediocres. Entrenadores, no puestos por Eduardo Macià, sino por Haro, por el mero hecho de ser de la casa. Habría que recordar las palabras de Haro respecto a Mel: “Si Mel quiere, seguirá en el Betis”, anteponiendo el amiguismo al bien del club. Incluso, sonó el nombre de Alexis y Stosic para sustituir al ÚNICO GRAN PROFESIONAL del fútbol que a día de hoy existe en la planta noble del conjunto verdiblanco.

 

En su lugar arribará Miñambres, un director deportivo que lo máximo que ha hecho en su carrera es salvar al Rayo con fichajes mediocres, fichajes que no se merece un equipo tan emblemático como lo es el Betis, pero tiene algo a favor, que ficha barato, COSA QUE QUIERE HACER ÁNGEL HARO, fichar bueno, bonito y barato, algo imposible a día de hoy en el mundo del fútbol.

 

En conclusión, y bajo mi opinión, #MACIÀQUÉDATE

Deja un comentario